fbpx

Buscamos la mejor postura para dormir: esto dicen los fisioterapeutas

Un extenso informe del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia se ha centrado en encontrar la mejor postura para dormir para garantizar un descanso saludable. Este informe partía de los estudios que dicen que un gran número de dolores musculares, cervicales, de espalda o de cuello que suelen experimentar las personas que acuden a una consulta de Fisioterapia se originan en una mala postura. No solo se produce durante el día, sino también cuando intentamos descansar en la cama.

Según estos estudios, el 80% de la población sufre de dolor de espalda. Y está comprobado que una mala higiene postural a la hora del sueño constituye uno de los principales factores que causan estos problemas.

Higiene postural, ¿Qué es?

La higiene postural es un conjunto de normas, consejos y actitudes posturales, tanto estáticas como dinámicas, encaminadas a mantener un alineación de todo el cuerpo con el fin de evitar posibles lesiones. Su principal objetivo es aprender una serie de normas y hábitos para ayudar a proteger la espalda a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana.

Centrándonos a la hora de dormir, mantener una posición corporal horizontal es la postura más adecuada. Sin embargo, existen algunas excepciones a tener en cuenta: en el caso de aquellas personas con problemas cardiovasculares, deberán optar por elevar la cabeza o las piernas para dormir si el médico lo prescribe. Además, las personas con reflujo gastroexofágico han de dormir con unos pocos grados de inclinación, elevando las patas del cabecero de la cama, o durmiendo en posición decúbito lateral sobre su lado izquierdo.

Los problemas de salud más importantes que pueden causar una mala postura para dormir son los trastornos cervicales (dolor a nivel cervical debido a la rigidez o la tensión muscular), dolores dorsales y lumbares, lesiones tendinosas (tendinitis) en los hombros, pinzamientos nerviosos (que pueden ocasionar problemas como el síndrome del túnel carpiano) o cambios en las curvas fisiológicas de la espalda.

Las malas posturas al dormir pueden provocar en muy poco tiempo el desarrollo de cervicalgias o tensiones musculares en la espalda. Procesos como la tendinitis o las desviaciones de la columna requieren un período más prolongado (meses o años) de exposición a una mala higiene postural durante el sueño o incluso al uso de soportes inadecuados para dormir.

postura dormir

La mejor postura para dormir

Conviene señalar que no existe la postura perfecta, sobre todo cuando se ha de mantener durante un período prolongado de tiempo. Nuestra columna -las vértebras que la forman- tiene unas curvaturas naturales (cervical, torácica, lumbar y sacra) pensadas para repartir una determinada carga y presión. Como norma general, la mejor postura para dormir será la que mantenga estas curvaturas en su posición fisiológica.

Lo mejor es dormir boca arriba, en posición supina, porque así apoyamos toda la columna vertebral sobre el colchón. Se debe alternar con la posición decúbito lateral, más conocida como “posición fetal” (de costado, flexionando las rodillas).

Dormir de lado evita dolores cervicales y de espalda, disminuye los ronquidos, mejora la respiración y reduce el reflujo gastroesofágico. Dormir boca arriba previene el dolor de cuello y espalda, ya que la columna descansa recta y sin forzarse.

Es totalmente desaconsejable por el contrario dormir boca abajo (decúbito prono), porque con esta postura modificamos las curvaturas naturales de la columna vertebral. Esto puede originar tendinitis, lumbalgias, cervicalgias, etc; además, también puede causar dolor al ser necesario mantener girado el cuello para poder respirar.

Una mala posición al dormir no solo puede provocarnos problemas de espaldas. Dormir boca arriba puede originar problemas respiratorios, mientras que hacerlo boca abajo puede desencadenar en problemas digestivos.

Sueño reparador

La falta de sueño reparador puede ser responsable a largo plazo de diversos problemas para la salud. Por ejemplo enfermedades cardíacas, diabetes, depresión, envejecimiento prematuro de la piel, dificultades para memorizar o problemas para bajar de peso.

No debemos olvidar que la cama es el lugar donde pasamos la tercera parte de nuestras vidas. Soportes como un buen colchón o almohada viscoelástica son elementos que acompañan y favorecen el sueño, por lo que es de suma importancia elegir el más adecuado a nuestras necesidades. La combinación adecuada de estos elementos permitirá que el descanso sea lo más correcto posible.

  • Artículo sobre cómo escoger una buena almohada: pincha aquí
  • Artículo sobre cómo escoger un buen colchón: pincha aquí

Como recomendaciones básicas para un sueño reparador, los fisioterapeutas aconsejan mantener un horario regular para levantarse y acostarse, evitar cenar de manera copiosa o acostarse durante la digestión (dejar pasar entre 2-3h entre la cena y el momento de ir a dormir) y evitar la ingesta de bebidas alcohólicas y estimulantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Abrir WhatsApp
💬 ¿Te podemos ayudar en algo?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?