fbpx

Manual para escoger la almohada correcta

Hoy en día existen en el mercado cientos de almohadas de diferentes alturas y composiciones, y lo que es aun mas lioso, una variedad enorme de precios (desde 10€ las más baratas hasta 150€ las más caras). Esto, sumado a que muchas veces se presta mucha más atención a la compra del colchón que a la de la almohada, hace que pararse a escoger la adecuada sea una misión muy complicada. En este manual para escoger la almohada correcta daremos algunos trazos importantes a la hora de tomar esta decisión. Además, para cualquier consulta puedes dejarnos un comentario.

Primer paso: nuestra complexión

El primer paso a la hora de seleccionar una almohada es identificar nuestra complexión: para una estatura alta y complexión fuerte se recomienda una almohada alta. Por otro lado, para personas de baja estatura y complexión delgada se recomienda una baja.

El principal factor que influye en este primer filtro se trata de la distancia de nuestro hombro hasta la cabeza, ya que una mala elección puede provocar lesiones en cuello, cervicales y espalda.

 Cómo solemos dormir

El modo en el que nos solemos quedar dormidos también influye: si eres de los que se queda dormido boca abajo (posición no muy recomendada y que explicaremos en próximos artículos), deberías dormir con una almohada baja para que tu cuello no sufra lesiones. Para personas que duermen de lado se recomienda una almohada alta para sustentar bien la cabeza, mientras que si eres de los que se queda dormido boca arriba una almohada de altura media es lo más recomendado para una buena distribución de pesos.

Firmeza de la almohada

La firmeza es un factor donde influye el gusto de cada persona. Aún así, muchas veces se puede asociar una firmeza suave con una altura baja y una firmeza firme con una altura alta. Con todo, nuestra recomendación es tener una almohada alta de firmeza suave-media con posibilidad de variar la altura.

Una almohada de firmeza suave-media permitirá que los músculos del cuello descansen mejor, repartiéndose el peso de la cabeza de una manera más uniforme.

 Composición de la almohada

 Los principales materiales usados hoy en día para las almohadas son la fibra, la espuma, la viscoelástica y el latex. Además, un nuevo material, la espumación HR (High Resilence), está comenzado a implantarse en algunas almohadas de mayor calidad.

De estos 5 materiales, los 2 que recomendamos especialmente son la viscoelástica y la espumación HR. ¿Por qué? La almohada viscoelástica permite una mayor adaptabilidad y absorción, conocido como efecto memoria, que proporciona un descanso envolvente y cálido. Por otra parte, la espumación HR proporciona una sensación suave y una rápida recuperación para un descanso reparador.

 Resumen: una almohada configurable, la mejor opción 

Como hemos visto en este manual para escoger la almohada correcta, con multitud de almohadas en el mercado y multitud de tipos de persona, dar con la almohada adecuada es un proceso complejo. Por ello, nuestra recomendación es contar con una configurable y adaptable. Este tipo de almohadas permiten variar la altura y composición extrayendo y combinando sus diferentes capas, adaptándose así a todo tipo de personas. Para muestra, la Almohada Onze.

Porque al fin y al cabo, no se trata de que te adaptes a tu almohada, si no que tu almohada se adapte a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Abrir WhatsApp
💬 ¿Te podemos ayudar en algo?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?